La Faloria d’ es Lacuercos

Ilustración: Carolina de Mur

Fa uns zientos d’años se bei que yera el lugar de San Chuan per astí per las penotas aquelas de Ligüés, y encara se pueden biyer las parez enronadas d’una armita que ye cuasi espaldada de tot. Ixo ye tot carasol, i hai buenas labazeras y buens foraus; toz estes entuxanos ye lo más apreziau ta ixingardaixos, culebrotas, lacuercos, pantinganas y bestiotas de mala raza.

Como tos dezibe, d’antes yera el lugar per ixa zona, pero se bei que ba allegar bel diya que gosaban pasar cosas mui raras: a la chen no se le’n diba el suenio, el ganau y el bistiar amanixeban con buenas fizaduras y es chicoz teneban la color amarilla como la palla zenteno y no medraban cosa, anque las mullers se pensasen que es críos se meteban bien fartos d’espucharriar en la teta.

Con que con toz estes casos, se bei que ban escomenzipiar a escurrir que bela cosa pasaba alí, asinas que ban empezipiar a fer prebas asta que ban parar cuenta que yera el lugar tot emponzoñau d’una espezie de culebrotas a saber qué rarizas que ban llamar dende alabez “lacuercos”.

En bela preba d’estas, se bei que i eba una muller que le daba de tetar a’l borche pero el crianzón yera regañau, amarillot “pos qué tiene, qué tiene”; en estas que ban pensar que allá an que le daba de tetar la mai de foter-lo tot alrredor plen de zenisa ta biyer si se l’azercaba belún u qué yera; con que béteme que ya el ban guipar: un rastro alargadot en la zenisa, ixo no podeba estar que el rastro de bel lacuerco. A l’atro diya ban fer la mesma traza; a la mesma ora se ban dir a asomar per un bentanuco y ya el ban biyer: el balcón yera medio estreñiu, la muller endormisquiada, el lacuerco enroscau tetando-se-la y el crío ploramiquiando enganchau a la coda d’el lacuerco biyendo si podeba quitar leche d’an que no’n i eba. Alabez, es que biyeban la eszena firme tano ban apercazar ta mirar-se de zabucar-lo, pero el lacuerco ba esnabesar el balcón escopetiau y ¡bufa-lo!

Dimpués de tantas filigranas ban esclareixer que anque les juñiba asaber, lo millor yera blincar d’alí d’antes de que s’es fotesen es culebroz aquers, que cada bez en i eba más, y lebantar el lugar en atro costau que i dase más l’aire de puerto y fese reblar a es lacuercos.

Y asinas ba dir el lugar a parar t’aquí an que ye, u a’l menos ixo ye el que diz la leyenda.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s