*La Faloria d’es Lacuercos

Pulsa aquí para visualizar el cuento en PDF

Yerase una bez fa un rabaño d´años per lo menos más d´zien años, si ye cierto que ba ocurri, i eba un lugá llamado San Chuan en un valle chicot en el Pirineo, yera en un rincón yamau Ligües.

Como tos dezibe, yera el lugar per ixa zona, pero se bei que ba allegar bel diya que gosaban pasar cosas mui raras: a la chen no se le’n diba el suenio, las güellas y las vacas amanixeban con buenas fizaduras y es chicoz yeran amarillos como la palla y no medraban cosa, anque las mais se pensasen que yeran bien alimentaus.

Con que con toz estes casos, se bei que ban escomenzipiar a escurrir que bela cosa pasaba alí, asinas que ban empezipiar a fer prebas y prebas, asta que ban parar cuenta que yera el lugar tot emponzoñau d’una espezie de culebrotas a saber qué rarizas que ban llamar dende alabez  “lacuercos”.

En bela preba d’estas, se bei que i eba una muller que le daba de tetar a’l borche pero el crianzón yera regañau, amarillot “pos qué tiene, qué tiene” sen preguntaban; en estas que ban pensar que allá an que le daba de tetar la mai de foter-lo tot alrredor plen de zenisa ta biyer si se l’azercaba belún u qué yera;

con que béteme que ya el ban guipar: un rastro alargadot en la zenisa, ixo no podeba estar mas que el rastro de bel lacuerco. A l’atro diya ban fer la mesma traza; a la mesma ora se ban esconde detras de un bentanuco y ban biyer… el balcón yera medio estreñiu, la muller endormisquiada, el lacuerco enroscau tetando-se-la y el crío ploramiquiando enganchau a la coda d’el lacuerco biyendo si podeba quitar leche d’an que no’n i eba. Alabez, es que biyeban la eszena firme tano ban apercazar ta mirar-se de dale, pero el lacuerco ba esnabesar el balcón escopetiau y…¡bufa-lo!

Dimpués de tantas filigranas ban esclareixer que anque les juñiba asaber, lo millor yera blincar d’alí d’antes de que s’es fotesen es culebroz aquers, que cada bez en i eba más, y lebantar el lugar en atro costau que i dase más l’aire de puerto y fese reblar a es

lacuercos.

Y asinas ba dir el lugar a parar t’aquí an que ye, u a’l menos ixo ye el que diz la leyenda. Y nunca mas volvieron a sebe mas d´ixes animaloz.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s