La música y los lobos

Ilustración: Carolina de Mur

Un día un músico Serbeto un pueblo del valle de Chistau, bajaba de Gistain, otro lugarcillo que estaba cerca, para casa después de tocar en la fiesta de este pueblo y así como pasaba por la selva de Plan escucho a los lobos aullar y les hizo la burla: -Au, au…

Cuando fue bajando para los prados de más abajo se encontró con los lobos y se subió al tejado de una cuadra de Igüerra. En el tejado empezó a tocar el violín y los lobos se escaparon.

Anuncios
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s